El invierno es una estación en la que tu rostro sufre de deshidratación y sequedad, corriendo el riesgo de iniciar el proceso de envejecimiento prematuro o acentuarlo en las pieles maduras, potenciando arrugas, flacidez y pérdida de calidad de la piel en general.

Sin embargo, todos los signos del envejecimiento están relacionados entre sí. La pérdida de calidad de la piel provoca que nuestra células sean menos funcionales, ralenticen su trabajo y esto provoca la aparición de arrugas y pérdida de tonicidad en la piel.

Precisamente porque los signos del envejecimiento están relacionados, la mejor solución para hacerles frente es utilizar productos que se complementen. Llevamos semanas hablando de nuestra nueva linea Global Lift centrada en redefinir el óvalo facial, aportándole grosor y firmeza. Además, Global Lift es un anti-edad globalporque mejora la funcionalidad celular haciendo que estas trabajen al mismo ritmo que células diez años más jóvenes.

Pero, para unos resultados óptimos, te recomendamos que combines Global Lift con nuestra línea Corrective y Eternal. Con Corrective atacarás el problema de las arrugas y líneas de expresión, gracias a la combinación de activos descontracturantes con sustancias de relleno que borran las arrugas de forma constante.

Por su parte, la línea eternal es la reina de la regeneración celular. No solo mejora el funcionamiento de las células, sino que ofrece a nuestra piel una potente dosis de vida gracias a las células madre de origen vegetal que contiene en su fórmula, que revitalizan automáticamente las células de nuestra piel.

Así que, pide estos tres ases de belleza para Navidades y ¡luce una piel joven!