Cómo cuidar la piel grasa

La piel grasa requiere un cuidado diario, y es recomendable seguirlo con perseverancia para mantener el problema a raya. Por eso hemos creado la línea Clear Balance, que tiene un producto para cada paso de la rutina.

Es una línea de productos profesionales desarrollados para normalizar específicamente las tres causas principales que fomentan la aparición de impurezas en la piel: la hiperseborrea, la hiperqueratosis y la propensión a la infección.

A continuación, te resumimos el proceso de higiene:

1.- Diariamente limpiar y retirar la grasa con la Mousse Purificante Clear Balance, que ayuda a eliminar la suciedad y evitar la aparición de impurezas.

2.- Aplicar día y noche el Factor Normalizante Clear Balance para controlar la secreciones grasas. Se trata de un suero suavizante que refina la piel y el aspecto del poro y reduce su apariencia brillante.

3.- Cada mañana enfrentarte a las impurezas con el Gel Anti-impurezas Clear Balance, tratamiento que previene la aparición de impurezas, trata las ya existentes y matifica los brillos típicos de la pieles con exceso de sebo. Tiene SFP15.

4.- Cada noche puedes usar Serum reparador de impurezas Clear Balance, que reduce el aspecto de poro grueso y dilatado y trata marcas y microcicatrices. Está especialmente recomendado para pieles grasas con tendencia acneica.

5.- Una o dos veces por semana puedes aplicar la Mascarilla Calmante Clear Balance, suavizante, cicatrizante y ligeramente astringente, que refresca la piel y normaliza el aspecto de los poros.

De forma puntual (para eliminar una marca o granito) puedes usar Parches purificantes Clear Balance, que concentran la eficacia de sus activos para acelerar la desaparición de las impurezas, o el Stick Corrector Purificante Clear Balance, un lápiz corrector cuya fórmula con color cubre y disimula las imperfecciones de forma puntual, a la vez que acelera su desaparición.

Toda la línea Clear Balance es “no comedogénica”, libre de aceites y mantecas y se adapta a las necesidades especiales de las pieles grasas, no produciendo brillos ni engrasando la piel.