Cómo cuidar una piel sensible

omo ya hemos comentado, las pieles sensibles requieren de cuidados más específicos por su tendencia reactiva ante factores externos, como la contaminación, el sol o los cosméticos inadecuados.

Calmar, reforzar e hidratar son los tres pilares que toda persona con la piel sensible debe seguir. Así que, empecemos los consejos para que te la cuides bien.

El agua no es muy amiga de las pieles sensibles, así que, cuando realices tulimpieza diaria, realízala con alguna leche limpiadora, como la Emulsión Limpiadora de Skeyndor, que purifica tu piel sin producir rojeces ni irritaciones.

Después de limpiarla, no te olvides de aplicarte una hidratante, como la Crema Hidratación Intensa FII de nuestra línea de productos Aquatherm, que ofrece una hidratación intensa y permanente. O, si tu piel tiende mucho a producir rojeces, te recomendamos el Hidraconcentrado Anti-Rojeces, porque ayuda a minimizarlas.

Y durante el día, y más ahora que es verano, ¿qué tal usar la Crema de Color Protectora SPF15? Tiene un ligero tono de maquillaje que matiza las pieles sensibles con rojeces y, además, las protege de los rayos solares.

Sea como sea, cuídala y, de vez en cuando, sométete algún tratamiento en cabinapara complementar mejor tus cuidados diarios.

 

Tratamiento para pieles sensibles en cabina

Skeyndor ofrece la posibilidad de tratar la sensibilidad de la piel en cabina para reforzar los cuidados que realizas en tu piel.

Como hemos comentado con anterioridad, las rojeces son una reacción muy frecuente en las pieles sensibles. Por eso Skeyndor tiene el tratamiento Biológico Anti-Rojeces. Se trata de un complejo termal re-mineralizante, que contiene una alta concentración de extractos de plantas que se encargan de regular la permeabilidad de los tejidos y de ayuda a mejorar el aspecto de las pequeñas líneas rojas “telangiectasias”y el rubor persistente.

Para mejorar la firmeza de las pieles sensibles, en Skeyndor hemos trabajado laSolución Termal con Colágeno. El colágeno, junto con el oligo-elementos, mejora y protege el micro-relieve cutáneo, restaura el tono de la piel y, además, consigues con este tratamiento un efecto lifting, si tienes acentuadas tus líneas de expresión.

La Mascarilla Re-Equilibrante con O2, como indica el nombre, re-equilibra las pieles sensibles, gracias a su fórmula que ayuda a la mejor absorción del oxígeno en la piel. Esto ayuda a la vez a que los tejidos afectados por una deficiente respiración celular se revitalicen. Además, refresca e hidrata. ¿Qué más quieres?

Por último, también puedes completar el tratamiento con la Crema Revitalizante en Alta Tolerancia. Esta es una crema hidrotermal elaborada con Q10, propiedad con alto poder antioxidante, lo que ayuda a hacer frente a las rojeces persistentes, que a veces sufren las pieles sensibles.

¿Cuál eliges hacerte primero? ;)